Poesía

Déjame.

Te odio sin rencores,
te amo sin tenerte,
te extraño si estás cerca,
eres mi alma incierta.

Quiero olvidarte,
no hablarte más,
volver al tiempo atrás
mi pequeña estrella fugaz.
Sigue leyendo “Déjame.”

Anuncios
Sin categoría

Hay un pequeño lugar

Me gustaría encontrar ese Pequeño Lugar…

La otra literatura

piedra-angularHay un pequeño lugar envuelto en brumas, allá en el corazón más recóndito del lugar más secreto, no tiene nombre ni emplazamiento, es desconocido aún por la ciencia, la tecnología y, lo que es más extraño, también por el mercado. No lo busquéis, pues, en los libros de física, ni en los atlas de anatomía, ni en los cultivos de los laboratorios, ni en la Quinta Avenida, ni siquiera en el rincón del gourmet del Corte Inglés, porque es personal e intransferible. Y en ese lugar existe una piedra de rayo, diminuta, trasparente, de la dureza de la roca y en apariencia indestructible, pero con la fragilidad del diamante, sobre la que descansan, reunidos en un haz, todos los cimientos del ser. Si esa piedra se quiebra, la construcción se desmorona como una torre de palillos… y todo se viene abajo.

Ver la entrada original

Pensamientos

No lo dije… Pero lo pensé.

Una tarde de febrero estabas ahí esperándome, recuerdo haber llevado mi cabello suelto y mi cara con todos sus complejos, vestía un Jean oscuro y una blusa manga larga azul, en mi espalda un violín cuyo forro negro debería estar en algún basurero.

Estabas parado entre tanta gente y pude reconocer a la lejanía la extraña purpurina que se distinguía a las personas que debieron ser mi poesía, sí, tal vez esas personas debieron ser mi poesía y no tú.

Recuerdo haberte abrazado sintiendo la calidez de tus brazos…

Recuerdo aún la textura de tus manos cuando caminábamos sin rechazo…

Recuerdo ese beso, tan extraño beso, titulado nuestro primer beso, fue violento y lento como él sonido de tu móvil en ese momento, había una risa y una sonrisa que capté de prisa.

Aún recuerdo como me abrazabas, dañabas y de pronto gritabas y golpeabas… Sigue leyendo “No lo dije… Pero lo pensé.”

Poesía

Te Voy

Te voy a escribir poesía,

como una loca amante de la vida.
Te voy a escribir melodías,
similares a las de un País de Maravillas.
Te voy a mirar un momento,

mientras duermes en un cuento.

Te voy a cuidar si estás enfermo,
junto con un peluche azul y tierno…
Te voy a llorar si un día no estás,
te voy a extrañar, eso no lo dudes jamás…
Te voy a insistir hasta morir,
para que seas feliz.